sábado, 4 de enero de 2014

De profesión, periodista

Periodistas.

Siempre me sorprende la cara de la gente cuando le digo eso de "estudio periodismo". La respuesta es inmediata: "Puff...¿Periodismo?¿A la cola del paro, no?". Lo siento criaturitas, pero eso ya no duele. No duele porque el mundo es difícil en general, así que imaginaos el laboral. 

Todos, o casi todos, somos conscientes de la situación actual que atraviesa este mundo nuestro (no voy a aburriros con estadísticas estúpidas). Pero, ¿son suficientes esos números para rematar vuestras ilusiones? Ya no hablo de periodistas, enfermeros, químicos o economistas, sino de cualquier profesión. Porque para mi eso sí que es ilusión.
¿Y por qué no periodismo? Peter Parker (Spiderman) trabajaba como fotógrafo en un periódico de Nueva York y Clark Kent (Superman) era periodista en el Daily Planet. ¿Por qué no soñar como ellos?

Lo cierto es que no me decidí a estudiar periodismo por unos cuantos superhéroes. Lo realmente cierto es que no tengo ni idea de por qué elegí esta profesión. Sólo sé que últimamente, cuando veo que este sueño está cerca de cumplirse, siento un poco de miedo.

No sé si este miedo es infundido por la sociedad que me rodea o, simplemente, es un clásico entre los que comenzamos una nueva andadura. Solo sé que me encanta y que el próximo sueño que pienso hacer realidad es el de ejercer esta profesión.

Los nuevos periodistas no sólo nos enfrentamos a un puñado de deudas que hacen peligrar la profesión, sino a una sociedad que cada vez confía menos en nosotros. La verdad, con toda la razón del mundo. Para muchos nuestra profesión da asco, somos buitres y todos esos tópicos en los que no quiero recaer. Pero también existen tópicos positivos sobre periodismo que nosotros mismos deberíamos saber difundir, o mejor, comunicar al resto del mundo.

Sin periodismo no hay libertad. Esa es la mejor afirmación que escuché jamás. Ojalá la lleváramos al límite. Porque en eso deberíamos de ser expertos, y no sólo licenciados. La magia de escribir un buen reportaje o una buena crónica, la sensación de ver que publican tu primer artículo en un periódico es simplemente indescriptible, y así espero ver cumplidos todos mis sueños.

Libertad, trabajo y más trabajo deberían regir nuestras vidas como profesionales. No sólo la de los periodistas, por supuesto. Y ese es el secreto mejor guardado de los triunfadores. Porque no importa si escriben en un periódico local o en The New York Times, si expones tu arte en un pequeño museo de pueblo o en el Thyssen, lo realmente importante es realizar tus sueños, verlos cumplirse y sonreír con cada trabajo. Pase lo que pase.



2 comentarios:

  1. Muy Buen Blog !
    Los invito a visitar mi blog !
    http://geraldocapillo.blogspot.com/
    Gracias !

    ResponderEliminar
  2. Mucha Gracias! Si quieres estar informados de nuestras últimas novedades, aquí tienes nuestra página de Facebook: http://www.facebook.com/ahorahabloyo

    ResponderEliminar